Home office - Cultura - Oficinas Satélites

¿Cómo cuidar la salud mental de tu equipo en home office?

Comunal

Comunal

octubre 22, 2020

|

5 min


La crisis sanitaria ha generado cambios bruscos en la forma en que las personas se relacionan, además de pérdidas laborales y familiares, cambio de rutinas, de las formas de trabajo y de las dinámicas en casa. Todos estos cambios afectan la salud mental y emocional, desencadenando procesos de ansiedad, frustración, depresión e incluso episodios de pánico.

Entrevistamos a Rosa Cabrera, coach ejecutiva, y Vanessa Cabrera, terapeuta de Artes Expresivas, ambas socias de Grasshopper, consultora en Gestión Emocional, para recoger sus comentarios y recomendaciones respecto al cuidado de la salud mental.

 

El impacto del home office en la salud mental

Para Rosa Cabrera Delgado, el trabajo remoto ha tenido un gran impacto en los siguientes aspectos de la vida personal y profesional:

  1. Ausencia de límites. Ya no hay un espacio que separe el ámbito laboral del personal, pues todas las actividades se realizan en casa.
  2. Multitud de roles. Las personas se encuentran desempeñando diferentes roles (madre, hijo, profesor, jefe, etc.) en todo momento e incluso de manera simultánea.
  3. Mezcla de horarios. Existe una tendencia a no tener horarios determinados para el trabajo y el descanso, generando sobrecarga y cansancio mental en los individuos, lo que se conoce como síndrome de burnout o agotamiento por exceso de estrés laboral.
  4. Pérdida de espacios de interacción. Los encuentros y conversaciones casuales e informales dentro de la oficina ya no existen. Las reuniones virtuales son ahora de carácter estrictamente laboral.

 

La importancia de la salud mental

Cuando los problemas de salud mental o emocional no se atienden a tiempo, pueden tener un impacto en el comportamiento del colaborador y, por consiguiente, en su desempeño y nivel de motivación laboral. Esta situación podría extenderse hacia el equipo, pues, así como un estado emocional “positivo” es contagioso, las emociones “negativas” también lo son, e incluso en mayor escala.

“Cuando existe un nivel elevado de estrés en nuestro cuerpo, podemos sentirnos ansiosos, con menos recursos para promover la relajación interna y la sensación de calma. Ya no pensamos con la misma claridad y podemos experimentar alteraciones en los ciclos de sueño, entre otros síntomas”, señala Vanessa Cabrera Delgado.

hombre cansado trabajando de nocheIlustración por Victor Aguilar para Comunal

 

“Todo esto afecta nuestra capacidad de manejar nuestras emociones y gestionarlas de forma asertiva. Se genera entonces un círculo vicioso que se expande del individuo al equipo y, como consecuencia, el nivel de motivación y desempeño de tanto el equipo como la organización podrían verse comprometidos”, agrega la especialista.

Prestar atención a la salud mental y emocional de los colaboradores permite que la relación entre los miembros de los equipos mejore. Se generan dinámicas más saludables, con una comunicación más abierta y fluida, lo cual lleva al crecimiento y desarrollo del equipo.

 

Buenas prácticas para el cuidado de la salud emocional y mental

Desde su expertise, Rosa y Vanessa Cabrera proponen los siguientes consejos para incorporar la gestión emocional en la cultura organizacional y, de esta forma, ayudar a cuidar la salud mental de los equipos de trabajo.

 

1. Cambio de mindset

En un contexto donde la mayoría de la comunicación sucede en entornos virtuales, resulta fundamental que los líderes desarrollen habilidades de gestión del cambio para mejorar la comunicación con sus equipos.

Quienes están a cargo deben hacer una autoevaluación de las habilidades que les permitan no solo liderar, sino también conectarse emocionalmente con sus equipos en este contexto de trabajo virtual. Aspectos como su nivel de presencia, de escucha activa y su habilidad para cultivar la confianza son las que deben tener en cuenta y reforzar o comenzar a desarrollar.

De esta manera, los líderes pueden construir espacios seguros, donde sus equipos puedan compartir y hablar sin temor. En esto consiste la gestión emocional, e implementarla fomentará la creación de un clima laboral saludable.

mujer teniendo una videollamada

 

2. Promover espacios de soporte emocional

A nivel organizacional, las empresas necesitan fomentar la creación de espacios de soporte, incluso virtuales, donde se promueva el intercambio y el diálogo, donde los equipos sean escuchados y se puedan identificar las dinámicas que necesitan ser miradas e incluso modificadas en función del bienestar y desarrollo del equipo.

Estas iniciativas promueven la práctica de gestión emocional en la empresa, tienen un carácter formal y es esencial que puedan ser parte de las políticas y cultura de la organización.

Por su lado, los líderes de equipo también pueden crear espacios propios, más informales, donde pueden hablar con sus colaboradores. En estos no debe tratarse nada relacionado al trabajo y deben enfocarse en conocer el mundo de cada uno de los miembros del equipo.

hombre en videollamada

 

¿Cómo cuidar nuestra salud mental?

Más allá de lo que una organización o un líder de equipo puedan hacer por la salud mental y emocional de sus colaboradores, cuidar de ella está también en nuestras manos. Es importante dedicarle tanta atención como se le da a la salud física.

Por ello, las especialistas ofrecen las siguientes recomendaciones:

  • Prácticas de conciencia y relajación. Es decir, darse pausas para dejar de enfocarse en planes, en lo que pasó o en lo que vendrá y, en su lugar, orientarse al presente. La meditación e incluso el yoga son prácticas que pueden ayudar.
  • Buscar espacios de soporte. Si bien ver un especialista es una gran idea, hablar con amigos para compartir tus preocupaciones o problemas es también una forma de cuidar tu salud mental.
  • Prácticas de movimiento corporal. Mover el cuerpo ayuda a liberar la energía y promueve el bienestar. Por ello, las especialistas recomiendan aplicar una rutina de ejercicios en casa con actividades como caminar, bailar o practicar estilos de yoga más activos.
  • Identificar rituales de disfrute. A lo largo del día, es esencial tener un momento para ti. Este puede ser cualquier actividad o incluso un café por la tarde. Descubre aquel pequeño ritual que te relaja en el día y mantenlo en tu rutina.
  • Respetar los límites de las horas de trabajo. Tanto líderes como colaboradores deben formar hábitos para destinar horas del día a la vida personal, familiar o para realizar actividades de descanso.

 

¿Cómo lograr un equilibrio saludable?

En las últimas semanas, muchas empresas han comenzado ya a incluir días de trabajo presencial en sus periodos de home office. Para Vanessa Cabrera, esta práctica puede ayudar en el cuidado de la salud emocional de los colaboradores.

“Alternar el trabajo entre la casa y la oficina, con los cuidados respectivos, favorece la diferenciación de los roles laborales y personales. Las personas pueden separar de mejor manera su vida laboral y personal, generando una sensación de orden interno que promueve el bienestar”, afirma la especialista.

Por ello, en Comunal creemos que lo más beneficioso tanto para empresas como colaboradores es encontrar espacios flexibles y cercanos que ayuden a delimitar la vida laboral y personal, favoreciendo la salud mental y emocional de los colaboradores.

 

Una opción ideal son las Oficinas Satélite, las cuales están ubicadas en distintos distritos, de modo que tu equipo pueda acceder a la oficina más cercana a su casa, incluso sin necesidad de medios alternativos de transporte. Están implementadas con todas las comodidades y equipamientos de seguridad, de modo que puedas trabajar tranquilo y cerca a tu casa.

Sus beneficios te permitirán balancear tu vida personal con el trabajo, generando así bienestar en el día a día. Te invitamos a conocer más sobre nuestras Oficinas Satélite aquí.

Nueva llamada a la acción

Compartir en

facebook linkedin