Cultura - Oficinas Satélites

Gestión del cambio: ¿cómo apoyar al equipo en un entorno cambiante?

Comunal

Comunal

noviembre 4, 2020

|

4 min


La pandemia del Covid-19 irrumpió en la vida de las personas cambiando todos los aspectos de su modo de vida. Las empresas no estuvieron exentas a su impacto y hoy se encuentran en un dilema respecto a cómo manejar la gestión del cambio organizacional en una situación como la que nos ha tocado vivir.

 

¿Qué ha cambiado?

Ernesto Ychikawa, Director de Educación Ejecutiva en ISIL, comenta que, al hablar de gestión del cambio, no puede desestimarse las emociones de las personas, ya que estas son afectadas de diferente manera. Algunos pueden aceptar los procesos de cambio abiertamente mientras otros pueden mostrar una absoluta resistencia al cambio.

“Lo primero que hay que aclarar es que esto es normal. Que todo el equipo acepte sin resistencia es hasta sospechoso, puede estar ocultando supuestos que luego saltarán e impedirán que el cambio suceda”.

Por ello, hay personas que ven en el confinamiento y la implementación del trabajo remoto una oportunidad para mostrar habilidades que antes no podían, tal como puede ser el caso de un profesional en IT y su relevante aporte en la implementación de plataformas y aplicaciones virtuales para facilitar el home office.

Otros pueden sentir ansiedad debido al encierro o a su necesidad natural de mantener interacciones sociales en un espacio físico, además de sentirse desmotivados o saturados por la alta carga laboral.

mujer en videollamada que presenta problemas de conexionIlustración por Victor Aguilar para Comunal

 

Justamente, uno de los grandes desafíos que deja el home office tiene que ver con la pérdida de los límites entre las esferas laboral y personal. En ese marco, las dinámicas de trabajo también han cambiado. Si bien se ha perdido un poco del contacto social, las interacciones ahora son más individuales y mucho más relevantes.

“Actualmente se están aprovechando las herramientas digitales para mantener las operaciones pero, a largo plazo, esto es insostenible. Si bien la pandemia ha agilizado la adopción de plataformas digitales que faciliten el desarrollo de las operaciones, también se ha demostrado que este medio no puede ser el único que prevalezca”, reflexiona Ychikawa.

hombre en videollamada de trabajo que es interrumpido por su hijoIlustración por Victor Aguilar para Comunal

 

El rol de los líderes en los procesos de cambio

El cambio impacta a todos; por ello, el liderazgo y la cultura organizacional también deben cambiar. Lo que funcionaba antes ya no funcionará más y esa es la razón por la que los líderes deben ser quienes guíen y gestionen el cambio.

La mayoría trata de implementar virtualmente lo que se hacía antes presencialmente, pero hay que reconocer que en un ámbito virtual es más difícil notar las diferencias o cambios entre los miembros de un equipo, por eso es vital tener un enfoque individual. Por ello, deben enfocar sus esfuerzos en realizar una comunicación 1 a 1 con cada miembro de sus equipos y ser realmente empáticos.

mujer teniendo una videollamada

 

¿Cómo pueden los líderes gestionar el cambio?

Ernesto Ychikawa ofrece los siguientes consejos y dinámicas para quienes deben liderar el cambio en sus empresas:

  • Regular sus propias emociones. Un líder debe mantener la calma y no dejarse hundir frente a escenarios caóticos.
  • Realizar diagnósticos. El cambio transforma al equipo de tal manera que ya no es el que se conocía. Por ello es necesario conocer la nueva línea base de lo que ocurre dentro del mismo y con cada miembro de manera individual.
  • Ser empático y entender las emociones de sus colaboradores. Los líderes deben tener en cuenta desde el inicio que frente a un cambio todos reaccionan distinto. Es necesario conocer las necesidades de cada miembro del equipo poniendo en práctica la comunicación individual.
  • Saber comunicar. Los procesos de comunicación deben reforzarse de tal modo que se pueda inspirar al equipo.

 

Aprovechar las oportunidades

Históricamente, las crisis han sido catalizadoras de revoluciones que han traído adelantos tanto a nivel social como tecnológico. Por ello, es importante ver los cambios como oportunidades que hay que aprovechar.

Una de ellas es evidente ahora. El confinamiento ha eliminado las barreras geográficas y, en muchos sectores, esto ha dado la oportunidad de poder contar con talento calificado de diversas partes del mundo. Al trabajar de manera remota, el punto de residencia ya no es un obstáculo para que alguien sea parte de una organización.

videollamada grupal con personas de distintas localidades

Sin embargo, sabemos que el trabajo remoto no será eterno y en algún momento se regresará a las oficinas. Esto también da la oportunidad para replantearse la forma en que se trabaja. De acuerdo con Ychikawa, el cambio en la forma de trabajo es inminente. Atrás quedarán los días de trabajo presencial de lunes a viernes; es probable que los colaboradores regresen una o dos veces a la semana para reuniones puntuales.

En este contexto, las empresas, independientemente de su tamaño, necesitan un cambio de mindset que implique optar por formas de trabajo más ligeras y flexibles y, por tanto, más abiertas al cambio y de fácil adaptación. En este escenario, las oficinas satélite son la representación perfecta de un modelo de trabajo más eficiente.

Estas, son oficinas ubicadas en distintos distritos, lo cual permite que tu equipo pueda acceder al local más cercano a su casa, incluso sin necesidad de medios alternativos de transporte. Están implementadas con todas las comodidades y equipamientos de seguridad, para que puedas trabajar tranquilo y cerca a tu casa.

Sus beneficios te permitirán balancear tu vida personal con el trabajo, generando así bienestar en el día a día. Te invitamos a conocer más sobre nuestras Oficinas Satélite aquí.

Nueva llamada a la acción

Compartir en

facebook linkedin