Inspirar

¿Por qué Laboratoria decidió mudarse a Comunal?

Ernesto De Olazával

Ernesto De Olazával

febrero 4, 2020

|

4 min


Ya les he señalado las muchas ventajas de hacer crecer tu negocio en un espacio de coworking. Pero quizás la mejor manera de entender que Comunal es tu mejor opción sea escuchando a quienes ya viven la experiencia. Aquí tenemos el testimonio de Laboratoria, que lleva más de 3 años con nosotros.

Sobre Laboratoria

Laboratoria es una empresa social que busca brindar una carrera en tecnología a miles de mujeres alrededor de América Latina, preparándolas para competir en el mundo profesional. De esta manera, pretende acortar la enorme brecha de género que existe en este tipo de profesiones, en las que no hay suficiente número de mujeres.

No es un curso; es una carrera. De hecho, la carencia de perfiles en ese rubro hace que las mujeres que Laboratoria prepara tengan oportunidades laborales que les permiten crecer tanto económica como profesionalmente.

Mariana Costa, cofundadora y CEO de este emprendimiento, define Laboratoria así: “Es un programa de desarrollo web y colocación laboral que busca capacitar a mujeres jóvenes, para que puedan acceder a una bolsa de trabajo de la cual podrán obtener buenos sueldos para mantener su independencia”.

Por cierto, su emprendimiento ha sido reconocido por Barack Obama y Mark Zuckerberg, quienes le han confirmado su total respaldo. Es una idea que realmente tiene la capacidad de perfilar un mejor futuro para las mujeres en los varios países en los que opera.

Mariana Costa sostiene que fue la necesidad de encontrar “espacios físicos de trabajo que sean propicios para la unión” de la vida laboral y la personal lo que la llevó a escoger un espacio de trabajo en el que pudiera sacar partida de su crecimiento exponencial. Además, le ofrece flexibilidad en el uso de los espacios y retroalimentación de emprendimientos que podrían contribuir al suyo.

“Nos estamos mudando”

Mariana recuerda que, allá por 2013, Laboratoria arrancó con solo dos personas comprometidas con la causa. Un año después ya estaban asociadas con algunas ONG y sus primeras promociones de alumnas empezaron a dar fruto.

Para mediados de 2015, el proyecto había crecido hasta tener 60 colaboradores involucrados. Eso la llevó a tomar una gran decisión: mudarse, encontrar un espacio en el que la personalidad de su emprendimiento se sienta a gusto.

Sobre las necesidades de espacio y logística que requerían, María Paula Rivarola, Country Director de Laboratoria en el Perú, nos cuenta: “La oficina que antes teníamos no cubría todas nuestras necesidades. Generalmente, organizamos muchos eventos y no era posible realizarlos ahí, lo que nos obligaba a buscar y alquilar nuevos espacios. El tema logístico era un dolor de cabeza, como contratar personal para las cosas básicas (comprar café, por ejemplo), que no necesariamente agregaba valor a la empresa”.

Mariana Costa, por su lado, cuenta que fue así como llegó a Comunal: “Laboratoria eligió a Comunal porque queríamos un lugar lindo para nuestro equipo y nuestras alumnas, un lugar donde nos pudiésemos sentir cómodos”.

Privacidad y comunidad

María Paula Rivarola señala que lo que más disfruta de Comunal “es estar en un espacio con acceso a áreas comunes que complementan la experiencia de trabajar aquí y que nos permiten adaptar nuestro espacio a nuestras necesidades. Por ejemplo, el acceso a otros locales de Comunal nos permite organizar eventos lindos. El espacio que tenemos disponible va mucho más allá del que realmente ocupamos”.

Por un lado, cuentan con un espacio diseñado para Laboratoria y sus necesidades y, por otro, trabajan en un lugar donde confluyen otras relaciones y alianzas que terminan beneficiando a su propia empresa.

Sobre esto, ya les hemos contado en otro post los distintos tipos de oficinas que ofrece Comunal. Pero aquí hay algo clave: el espacio le permite a Laboratoria acceder a otro beneficio del coworking: la red de contactos. Así lo cuenta María Paula: “Ubicarnos en un coworking nos permite tener visibilidad frente a otras empresas con las que compartimos el espacio. Esto nos ha permitido que nos conozcan y que puedan contratar egresadas”.

Andar juntos, en comunidad, no significa estar revueltos. En el caso de Laboratoria, que ha optado por tener una oficina privada, también hacen uso de los espacios comunes y, como reitera la Country Director, “es grato encontrarse con estas personas [sus aliados] y tenerlas al alcance de la mano”.

Esta cercanía con la comunidad ha permitido que varias profesionales graduadas de Laboratoria ingresen a trabajar en empresas que están en Comunal. “Nos enorgullece que hayan contratado a una de nuestras egresadas y que ella desarrolle mejoras digitales para ellos”, subraya María Paula. En efecto, el equipo de tecnología de Comunal cuenta con una ejecutiva egresada de Laboratoria.

Profesionalismo y ahorro de energía

María Paula Rivarola también cuenta que la experiencia de Laboratoria en la oficina anterior era muy diferente en la manera cómo recibían a empresas interesadas en el emprendimiento, o incluso a sus propias alumnas. “Éramos nosotros quienes teníamos que cuidar los detalles. Y, para enfocarte en lo que tienes que hacer en el día a día, no puedes hacerlo tan bien como quisieras”, apunta.

Sin embargo, en Comunal, Laboratoria encontró una solución, pues aquí está en manos de personas dedicadas exclusivamente a esa labor. “Desde que entras, cómo te reciben, la cafetería, los espacios de recepción, nuestro espacio… todo está impecable”, amplía la Country Director de Laboratoria en el Perú.

Mariana Costa, por su lado, redondea su experiencia en Comunal con una reflexión: “Hemos enfrentando un montón de retos, sería imposible crear un startup sin ellos. El emprendimiento es una montaña rusa. Un día piensas que estás cambiando el mundo, al otro no sabes qué estás haciendo. Y nuestro trabajo busca el sentido de trascender. Algo que sea más grande que nosotros mismos. Comunal es el lugar que nos permite hacerlo. Ha sido un aliado fundamental”.

Para cerrar: es verdad, emprender implica dificultades, pero —como pasa en la vida— los obstáculos no son puertas sin salida, sino oportunidades para resolver con creatividad los problemas. Aquí, en Comunal, entendemos que las empresas necesitan contención para explorar soluciones. Y cada vez más empresas van entendiéndolo también.

forma parte de nuestra comunidad Comunal

Compartir en

facebook linkedin