Ventajas de trabajar en un espacio de coworking

Ernesto De Olazával

Ernesto De Olazával

diciembre 26, 2019

|

5 min


La mayoría de emprendimientos empiezan en casa, con reuniones en espacios públicos o cafeterías. Está claro que las ambiciones eventualmente superan los límites que estos espacios te brindan. Por esta razón nacen los espacios de trabajo flexibles, también conocidos como coworking

Un coworking es un lugar en el que confluyen distintas empresas, emprendimientos y proyectos, todos bajo un mismo techo. Esta conformación de una comunidad permite que distintos tipos de profesionales compartan un mismo espacio de trabajo: desde escritorios en zonas compartidas hasta espacios privados con áreas y servicios comunes. 

Esto tiene una gran cantidad de ventajas. Aquí te contamos ocho beneficios de un coworking para que te animes a trabajar en uno.

 

Beneficios de trabajar en un coworking

1. Un solo gasto (y un gran ahorro)

Cuando estás empezando un negocio, pensar en tener una oficina es casi un lujo y puede, incluso, desanimarte a emprender. Pero como ya hemos visto en este post sobre cómo ahorrar en un coworking, las oficinas compartidas son una solución bastante práctica porque te permiten ahorrar hasta en un 30 % los gastos que vienen con una oficina común y corriente.

grafico que demuestra el ahorro de comunal

De hecho, el BBVA —a través de Educación Financiera— resalta que “las cuentas salen”: un espacio de trabajo compartido reduce bastante tus gastos fijos. Y esto tampoco implica poner en riesgo tu comodidad, la de tus colaboradores y clientes.

 

2. Todo equipado 

Una importante ventaja del coworking, en comparación con las oficinas tradicionales, es que rara vez puedes conseguirlas equipadas o adecuadas para el uso que quieres darles. Con un espacio de coworking no solo dejas de preocuparte por el mobiliario, sino también de toda la logística que obstaculiza el día a día, como los suministros de oficina, mantenimiento, Internet, etc. 

Tú y tus colaboradores solo tendrán que llegar, sentarse y dedicarse a lo que más les gusta.

personas trabajando en un coworking

 

3. Cuestión de imagen

Como dice Pierre Giannoni, gerente general del holding Swiss Capital, las oficinas de coworking están diseñadas para favorecer los encuentros informales y los trabajos en equipo. Pero también permiten reuniones con clientes en un ambiente funcional. Esto, lo sabes bien, contribuye a la imagen de tu empresa y a la manera cómo haces negocios.

Una sala de reuniones cómoda y amplia es lo que tu negocio necesita para ampliar tu red de contactos para generar más clientes y, por ende, mejorar la rentabilidad de tu empresa.

mujer exponiendo en una reunion frente a su equipo

 

4. Absoluta flexibilidad

Esto ya lo había comentado en una nota de Gestión sobre el mercado del Coworking: la idea de las oficinas de coworking es que se adaptan a las necesidades de tu empresa. Los espacios que obtienes y usas son los que necesitas y, por lo tanto —sin importar su tamaño—, las empresas deciden optar por un espacio flexible.

Por supuesto, esta flexibilidad no sería absoluta si no pudieras también planificar el número de horas y días en los que realmente necesitas el espacio. Esto es particularmente interesante para quienes no requieren el 100 % del tiempo en usar aquellos espacios para llevar a cabo su proyecto. Si no necesitas una oficina por ocho horas, todos los días de la semana, hay una opción aquí para ti.

dos sonrientes colaboradores revisando una laptop en una oficina

 

5. Crece a tu ritmo

Esto va relacionado con el punto anterior. Si tu empresa está creciendo, el espacio puede crecer contigo o viceversa. Sabemos que, en los primeros momentos, lo que te interesa es atraer más potenciales clientes y convertirlos, además de retener talento para el desarrollo de tus actividades. 

En un espacio tradicional, esto implicaría una mudanza. En una oficina de coworking, puedes ir creciendo como tú lo necesitas y siempre dejando que el espacio se adapte a ti (y no al revés).

oficina privada en comunal

 

6. Red de contactos 

Como dice Julio Vela, director del CIDE-PUCP, el objetivo de un coworking es también “hacer comunidad con otros emprendedores, negocios y potenciales clientes, fomentando la creatividad y enriqueciendo las ideas personales a través del trabajo colectivo”. 

El networking es la ventaja que más se asocia con este tipo de espacios. Tendrás la oportunidad de relacionarte con profesionales de distintos rubros y enriquecer tu experiencia con diferentes puntos de vista y aprendizajes. También tendrás la posibilidad de construir alianzas valiosas para fortalecer el crecimiento de tu negocio.

personas conversando en un coworking

 

7. Incrementa la productividad

Los equipos entienden que no es necesario estar ocho horas sentado en una oficina para realmente trabajar en sus proyectos. Pero sí saben que, para que la productividad se mantenga a flote, necesitan espacios profesionales en los que la concentración y la creatividad sean estimuladas de igual manera. Ese espacio es Comunal.

Recuerda que no tener definidos tus espacios y tus tiempos puede ser una manera bastante rápida de sabotear tus planes a futuro.

personas trabajando en una oficina de coworking

 

8. Siempre actualizado

Trabajar en equipos cerrados conlleva otro problema: el aislamiento de tus ideas y proyectos. Como decíamos unos puntos atrás, el intercambio con otros profesionales dentro de la comunidad del coworking —mejor aún si son de distintos rubros— no es solo positivo, sino también recomendable. Te ayuda a incrementar tu motivación y a mantenerte actualizado en las tendencias del mercado.

Con estos puntos debe haberte quedado claro cuáles son las ventajas del coworking y por qué es tan positivo desarrollar tu proyecto en ese tipo de espacio. Sin embargo, si todavía te quedan dudas y estás buscando certezas, las puertas de Comunal siempre están abiertas para agendar una cita y conocer ese espacio que estás necesitando.

Click me

Compartir en

facebook linkedin

Suscribirme al blog