Confesiones del home office

Las confesiones del home office del equipo de Internet Para Todos

Comunal

Comunal

marzo 24, 2021

|

6 min


Autora: Claudia Valdivia, Gerente de Compliance de IPT

Adaptarse al trabajo vía home office ha resultado más fácil para algunos; sin embargo, esto no significa que cambiar por completo las dinámicas de trabajo a las que estábamos acostumbrados no se haya convertido en un dolor de cabeza. Descubre cómo hemos experimentado los pros y contras del trabajo remoto. 

Internet Para Todos (IPT) nació como una iniciativa colaborativa global entre Facebook, Telefónica, BID Invest y CAF con el fin de acortar la brecha digital en Latinoamérica, bajo un modelo sostenible e innovador que permitiera superar los obstáculos que representa llevar conectividad a zonas rurales y de alta complejidad geográfica. El objetivo del equipo de IPT es conectar a los no conectados, confiados que la conectividad es palanca importante para el desarrollo y transformación de la vida de las personas. IPT se ha consolidado como el primer Operador de Infraestructura Móvil Rural - OIMR en el Perú.

IPT está basado en un modelo innovador, abierto, colaborativo y sostenible, el cual permite desplegar el servicio de internet móvil en zonas de alta complejidad geográfica, bajo tecnologías y procesos disruptivos que transforman las redes y estructuras tradicionales, superando las barreras técnicas y económicas que no habían permitido antes aumentar la conectividad en las zonas rurales, ello enmarcado en un estricto compromiso con la integridad, la seguridad y salud de las personas, el respeto por nuestro entorno y el medio ambiente.

El equipo de IPT es consciente que la conectividad y la tecnología deben contribuir al desarrollo del triple resultado (económico, social y ambiental) en la sociedad. Ante la llegada de la pandemia, el equipo afirmaba que este compromiso no podía parar.

No podíamos quedarnos detenidos en el tiempo, siendo conscientes que hoy más que nunca las zonas rurales del Perú nos necesitan. Necesitan esa conectividad que permitirá conectarse al resto del Perú y al mundo, en especial en tiempos de pandemia donde Internet es la única plataforma al exterior. No podíamos parar, creemos en la magia de lograr lo posible y también lo imposible. Así con actitud, compromiso, excelencia, integridad, y mucha pero mucha pasión. nos reinventamos para seguir llevando internet a las zonas rurales.  

Esta pandemia no ha hecho más que motivarnos a dar el todo por el todo y lograr lo que parecía imposible, llevar conectividad a las zonas rurales del Perú. Ello en un ambiente lleno de desafíos, preocupaciones sociales y estrictos protocolos de bioseguridad para asegurar que más peruanos puedan tener acceso a Internet y, con ello, acceso a educación virtual, trabajo remoto y telemedicina, considerando que hoy en día hay millones de peruanos que aún no tienen conectividad.

Parte de mi trabajo consiste en liderar temas de seguridad y salud, el programa de compliance y la gestión social. Junto al Directorio interno de IPT, nos encargamos de implementar el plan de prevención COVID-19, que entre otros aspectos, implicó buscar estar preparados para el trabajo vía home office, teniendo como objetivo que todo el equipo pudiera contar con las comodidades necesarias para llevar a cabo sus labores. Así, uno de los primeros pasos fue ejecutar la “mudanza”.

IPT 1

¡Corre a buscar los equipos! 

Adaptarse al home office no fue tarea fácil para todos, algunos estábamos más preparados que otros, pero con el apoyo del Directorio de IPT y el compromiso de cada miembro del equipo, lo logramos. 

Comunal nos ofreció enviar las sillas de las oficinas a las casas de los miembros del equipo. Y con el directorio interno acordamos: “Ya que Comunal va a hacer ese esfuerzo, enviemos los monitores, teclados y todo el kit completo”. Así, el Director de Tecnología, el Director Comercial y yo nos encontramos en la oficina para hacer nosotros mismos el embalaje y despacho a cada colaborador. Nos veías a los tres, cada uno en una esquina distinta, bajo estrictos protocolos de bioseguridad, uno embalando laptops, el otro embalando teclados, el otro embalando monitores, revisando el registro de ítems para despachar y, en algunos casos, hasta llamando uno por uno a algunos miembros a ver qué más podían necesitar de sus oficinas. 

Enviamos de todo, maquetas de los equipos que se instalan en las estaciones de telecomunicaciones. Algunos pedían su tomatodo, su cuaderno de apuntes, hojas, engrapadoras y hasta sus snacks que habían dejado en la oficina. IPT optó por el trabajo 100% remoto en beneficio y protección de todos nuestros colaboradores, pero el día que nos fuimos no pensamos que tomaría tanto tiempo regresar. 

Mientras nosotros 3 armabamos cajas en la oficina, la Gerente de Performance Organizacional y el Gerente de Legal y Asuntos Regulatorios se encargaban desde casa de pedir taxis uno por uno para hacer los despachos a cada miembro del equipo. Todo el directorio, bajo el mando y gran apoyo de nuestra Gerente General Teresa Gomes, estuvo dedicado toda una mañana a nuestro equipo, para que cada colaborador se sienta cómodo trabajando desde casa.

El equipo de Comunal nos ayudó muchísimo. Cuando se acabaron las cajas y embalajes, el equipo de limpieza de Comunal nos facilitaba bolsas, incluso usamos el carrito de menaje para bajar todo lo que debíamos despachar. Fue un verdadero trabajo en equipo, motivados por la mejor actitud y la pasión que le ponemos a todo lo que hacemos. 

Sin duda, en medio de la locura de los despachos, fue una experiencia linda, donde trabajamos juntos y ayudamos a cada colaborador a estar más tranquilo en casa para desarrollar mejor su trabajo, previniendo lesiones osteomusculares y colaborando con que tengan un ambiente de trabajo adecuado en casa. Hoy cada uno tiene su silla, teclado, monitor y artículos necesarios. 

Además, en coordinación con la Oficina de Performance Organizacional, se han enviado a los colaboradores kits COVID y se han realizado lindos eventos para seguir manteniendo al equipo motivado y conectado a pesar de la distancia. 

Trabajar desde casa, brindando un servicio esencial como son las telecomunicaciones, no ha sido fácil. Una vez que obtuvimos los permisos emitidos por las autoridades competentes para operar despliegues en campo, el equipo de ingeniería, planificación y despliegue adaptó toda la estrategia y planificación necesaria para trabajar desde casa y asegurar la ejecución de los trabajos de  despliegue de todos nuestros proveedores en campo, a fin de ejecutar nuestro plan para llevar conectividad a las zonas rurales. 

Nos reinventamos en pocos días. El equipo de Redes y Tecnología elaboró un plan de cómo optimizar y maximizar el servicio en base a nuestras estaciones existentes, creamos un plan de riesgos para los proveedores, incluimos los riesgos de contagio por pandemia y trabajamos sin parar en capacitar a los técnicos en campo para prevenir contagios y reportar diariamente su ficha de sintomatología COVID. A su vez, gestionamos consultas y miedos de la población asociados a los contagios de COVID por las antenas y situaciones propias del trabajo en campo. Fue todo un reto, pero en equipo lo hemos logrado.

IPT 2

Conectando a los no conectados

En el año y medio que llevamos en el mercado, incluyendo todo el trabajo realizado en plena pandemia, hemos logrado la implementación de 4G en 1497 estaciones de telecomunicaciones, conectando a más de 2 millones de personas a través de un proceso de actualización de tecnología (overlay) y 63 sitios greenfield, en donde por primera vez hemos conectado a internet a 81,000 personas en 232 centros poblados. 

La pandemia nos ha hecho más fuertes, trabajando bajo el compromiso de conectar a los no conectados, que hoy más que nunca necesitan de nuestro trabajo. Ello gracias al esfuerzo de todo el equipo de IPT y el compromiso de cada uno de nosotros.

Así por ejemplo, el equipo recuerda con mucho cariño el caso de Cañicuto, donde los estudiantes del distrito de San Antón, provincia de Azángaro, en Puno, debían caminar alrededor más de 3 horas para intentar captar señal en localidades aledañas y así estudiar.

IPT tomó conocimiento de este tema gracias a un reportaje de un programa de televisión y,  haciendo algunos ajustes en su plan anual, adelantó la instalación de su infraestructura en Villa Hermosa Cañicuto, que estaba prevista para diciembre. Desde el 19 de junio del 2020, los pobladores de Villa Hermosa Cañicuto lograron tener 4G. 

Ese día que logramos la instalación de 4G fue maravilloso y muy emocionante para el equipo de IPT. Hicimos una inauguración virtual donde los niños tuvieron sus primeras clases virtuales. Ver la emoción y felicidad a través de esas pantallas fue la mejor pastilla de motivación para seguir adelante a pesar de los desafíos.

IPT 3

Una experiencia para estar más cerca

Justamente, para acercarnos más a pesar de la distancia, la Oficina de Performance Organizacional ha liderado y puesto en marcha numerosas actividades de integración, especialmente para celebrar el primer aniversario de IPT.

El viernes 8 de mayo del 2020 celebramos a lo grande con una escenificación del ritual Haka a través del Zoom, evento liderado por nuestra Gerente de Performance Organizacional, motivada por buscar siempre un entorno de trabajo agradable para el equipo. El Haka es el poderoso grito de guerra de los guerreros maorí, una exhibición unificada de fuerza y proeza que intimida a la más valiente oposición. 

Ese día, nuestro equipo celebró con maquillaje y disfraces para hacer juntos el grito de guerra, ello como parte de la celebración por nuestro primer aniversario.

IPT 4

Definitivamente, gracias a la forma de trabajo de todo IPT, viviendo nuestros valores (integridad, pasión, excelencia, compromiso, innovación y actitud), hemos podido anticiparnos a los riesgos y convertir este contexto tan complicado en una oportunidad para demostrar que estamos preparados de manera anticipada. Hemos demostrado que nuestro directorio está más que comprometido con el bienestar del equipo y que, en medio de esta locura, hemos podido salir adelante trabajando de manera constante y continua para  llevar internet a las zonas rurales del Perú y acortar la brecha digital, haciendo de este país un Perú más conectado.

Compartir en

facebook linkedin

Suscribirme al blog